¿Qué analisis se puede hacer cuando un equipo sale con autoridad desde el pitazo inicial, mientras que el otro desapareció? Fue lo sucedido ayer en el partido que disputaron, con un lleno total de 48110 personas, en Oakland, California, las selecciones de México y Paraguay.

Los primeros minutos fueron de estudio, donde Ortigoza intentó hacerse eje y salida del equipo guaraní, pero se fue perdiendo en la intrascendencia paraguaya, donde Naelson Sinha fue un constante dolor de cabeza. Es por eso que no fue sorpresa cuando a los cuatro minutos de juego, México abrió el marcador. El antes jugador mencionado apareció totalmente solo en el borde del área derecho paraguayo y mandó un centro preciso para el jugador de moda del “Tri”, Chicharito Hernández, quien solo tuvo que empujarla de cabeza, ante un Villar que nada pudo hacer.

A partir de este gol, uno esperaba que Paraguay se despabilara y empezara a jugar con la actitud que ya conocemos, pero tardaron recién quince minutos en hilvanar una jugada, que terminó en la nada. A todo esto, México apelaba a la contra. A los veintiocho minutos llegó el segundo: nuevo desborde de Sinha desde la derecha, centro al corazón del área que fue rechazado a medias por Da Silva. La pelota le cayó a los pies de Castro, quien metió un pase de emboquillada a los pies de Guardado, quien decretó el 2-0 ante un Villar que nada podía hacer.

A esta altura era toda una fiesta mexicana y, cinco minutos más tarde, sentenciaron el partido: triangulación del mediocampo mexicano y, cuando no, apareció nuevamente solo Sinha, quien puso un centro rasante para la aparición solitaria de Chicharito Hernández, quien puso el 3-0 y su segundo gol de la tarde.

El segundo tiempo fue de relleno, con varios cambios de los equipos, sin antes mencionar el descuento de Paraguay, a cuatro minutos del final: un rechazo de la defensa mexicana, tras un córner, desborde del habilidoso Pérez y un centro rasante para la entrada de Cristian Riveros (la marca la perdió Rafa Márquez), quien definió a la izquierda de Talavera.

A pesar del resultado, se notaron ciertas falencias en la defensa de México a la hora de salir jugando o las pocas veces que Paraguay logró hilvanar una jugada con peligro, se le llegó fácilmente por los costados.

Con el resultado final, quedaron varias dudas de como jugará Paraguay en su participación en la Copa América (donde se lo ve como una de las favoritas), mientras que México demostró ser un hueso duro de roer.

HOMENAJE: Fue el partido número 100 de Rafa Márquez con la selección de México y se le entregó una camiseta condecorativa.

Alineaciones:

México: Talavera; Salcido, Márquez, Rodríguez, Osorio; Torrado, Castro, Vela, Guardado; Hernández y Barrera. DT: José Manuel de la Torre

Paraguay: Villar; Verón, Da Silva, Alcaraz, Aureliano Torres; Martínez, Ortigoza, Vera, Cristian Riveros; Benítez y Lucas Barrios. DT: Gerardo Daniel Martino

Palabras de los protagonistas:

Gerardo Martino, DT de Paraguay: “quedé muy preocupado por el bajo nivel con el que salimos en el Primer Tiempo. Tenemos un solo partido más para prepararnos para la Copa América y nada más.”

Francisco “Masa” Rodríguez, defensor de Paraguay: “cuando un equipo hace lo que tiene que hacer, es claro que se gane como se ganó. La agresividad del primer tiempo y la contundencia de nuestros delanteros fue la diferencia. Jugamos a lo que nos pide “Chepo”.

Anuncios