Earthquakes derrota a Vancouver Whitecaps de local

April 8, 2012 1 Comment

Santa Clara, Calif. (Gerardo Fernández y Daniel Chalian. Fotos: Gerardo Fernández)– Con un marcador engañoso de 3-1, San José Earthquakes derrotó al visitante Vancouver Whitecaps en el Buck Shaw Stadium. Vancouver erró oportunidades y San José vino de atrás y terminó ganando con 2 goles de Chris Wondolowski y uno de Alan Gordon quien entró de cambio. Con el triunfo, el equipo del Área de la Bahía se sube al liderato de la conferencia Oeste.

“Los Goles errados se pagan caro”

En un partido intenso y, con más voluntad que fútbol, los Earthquakes, tras ir perdiendo 1-0, dieron vuelta el partido y se llevaron el triunfo. De esta manera, han logrado el mejor comienzo en la historia de la franquicia.

Era un partido para ver para qué estaba San José: si era un espejismo aquella victoria lograda en Seattle o si realmente se veía un crecimiento futbolístico como el que se esperaba.

El encuentro comenzó como era de esperarse: el local atacando e intentando juntar a Rafael Baca y a Shea Salinas por la izquierda y el peligro constante de Simon Dawkins y del goleador Wondolowski. Lo que fallaba era la claridad en los metros finales, donde se repetían en los centros. Por el rival, la línea del fondo aguantaba los primeros embates y, con esto, iba creciendo la figura de su mediocampista: John Thorrington.

Al transcurrir los primeros 25 minutos, Vancouver empezaba a atacar y la defensa local tambaleaba, pero cubría esos huecos el experimentado Víctor Bernárdez. Daba la sensación que, si los Whitecaps se animaban, abrirían el marcador y casi lo logran: entre los treinta y los cuarenta minutos tuvieron dos llegadas claras para convertir. Primero fue un centro desde la derecha de Hassli al corazón del área local, la punteó Le Toux y atajó muy bien Busch. La próxima llegada fue la más clara del primer tiempo, a los 39 minutos: llegada clara de Vancouver, queda solo Thorrington ante Busch, le pega por encima, rebota en el travesaño y la quiso rematar, de tijera, Chiumiento, rebota en un defensor y le quedó a Busch. De milagro seguía 0-0 y merecía el gol el visitante.

Tressor Moreno

Tressor Moreno

Unos minutos después San José tuvo la más clara, la única jugada que hilvanaron en todo el Primer Tiempo: se juntaron Wondolowski , Moreno (quien había ingresado por el lesionado Marvin Chávez) y la apertura, a la izquierda para Shea Salinas, quien le pegó a colocar y la tapó muy bien, con una volada espectacular, Joe Cannon.

El segundo tiempo arrancó igual, con una diferencia: a los tres minutos abrió el marcador Vancouver, lateral desde la izquierda del ataque visitante, le sobra la pelota al defensor Bernárdez, que perdió la marca de Le Toux, la toca Hassli quien hace una pared con el delantero, quien define cruzado para el 1-0.

Vancouver no supo aprovechar su momento en liquidar el encuentro y San José no sabía como atacar, con un Moreno y los delanteros Wondolowski y Gordon demasiado aislados, mientras que crecía la figura de Le Toux, quien se juntaba con Chiumiento y Hassli y ocasionaban muchos problemas.

Pero el fútbol tiene esa magia de lo inesperado, donde un equipo puede no estar haciendo nada y, de golpe, despertarse. Fue justamente lo que sucedió, a los 20 minutos: lateral largo, desde la izquierda, por Ramiro Corrales y la pelota, en una distracción de la defensa rival, pasó todo el área y le quedó servida a Wondolowski, quien no perdonó y metió el empate 1-1. 

Con el empate, se despertó el local, empujado por su público y fue, como un león herido en su orgullo y encontró la forma de abrir a la defensa rival por medio de Shea Salinas, con sus subidas por la derecha. Tomaba forma otro partido y, a los 30 minutos, llegó el 2-1: centro desde la izquierda de Corrales y, en forma de palomita, Alan Gordon la cruza y mete el 2-1. GOLAZO.

Y, para que no queden dudas, Wondolowski puso el 3-1 tres minutos después: tiro libre desde el vértice izquierdo ejecutado por Moreno, salta un defensor a rechazar, pero la pelota le pasa por arriba de la cabeza y aparece solito, cuando no, Wondolowski, para empujarla.

Después de esto, el partido terminó siendo un trámite, donde los Earthquakes mostraron que serán un equipo con mucho carácter y temple para salir adelante, aunque el partido sea adverso.

Anuncios