«Hello Qatar?» -Por Jorge Montenegro Pinto

Hola, eliminatoria mundialista.

Aquí estamos de nuevo.

Recuerdo que hace poco más de un año, cuando salió el cronograma de partidos de eliminatorias de CONCACAF, mi atención se colocó en las últimas 3 jornadas. Creo que, si fuera un niño, sería como dejar los vegetales de últimos y tener que comerlos.

Inmediatamente, intercambié ideas y opiniones con un grupo de amigos aficionados al deporte. Y dije algo que hace poco, también lo compartí con Daniel, el editor de este espacio, a quien le comenté que «lo peor que le podría pasar a Estados Unidos es no llegar clasificado a la última jornada».

Visitar el Azteca, recibir a Panamá en Orlando y cerrar en el Olímpico de San José, parece un guión elaborado por Stephen King, para todos aquellos que aún recuerdan la fatídica noche de hace casi cinco años, en Couva, Trinidad y Tobago sobretodo si se toma en cuenta que, en ese entonces, la estadística indicaba que solo había un tres por ciento de probabilidad de que Estados Unidos no estuviera en Rusia 2018. Pero así fue: un autogol y una “inexplicable” combinación de resultados improbables dejaron a las barras y estrellas sin mundial (nota: Panamá convirtió un gol también que no tendría que haber sido convalidado y con ese gol se clasificaron al Mundial).

El mítico Estadio Azteca, donde Estados Unidos nunca ha podido ganar un partido.

Hoy la situación no parece ser tan dramática, pero no deja de ser, cuando menos, delicada. La selección de Estados Unidos, segundo lugar en la clasificación mundialista, llega diezmada, con ausencias bastante notables, y sin un estilo de juego definido, para enfrentar de visitante a un México con el orgullo herido por los últimos reveses ante los estadounidenses y que además será local en una plaza en la que nunca se ha ganado en eliminatorias mundialistas. Tres días después, Estados Unidos enfrentará a una difícil Panamá que, además de estar en la pelea por la clasificación, desde 2013 se toma muy a pecho los enfrentamientos en contra de las barras y estrellas, y les encantaría poder contribuir por segunda ocasión (y está vez de manera directa), a dejar sin mundial a la selección que les arrebató el sueño en el 2013. Y por último, para cerrar, viajarán a San José de Costa Rica, en donde los últimos resultados han sido muy favorables contra la selección estadounidense (nota: Costa Rica ha ganado 8 veces seguidas de local ante Estados Unidos por eliminatorias). Los ticos, cabe señalar, llegan a la última fecha aspirando al menos por un lugar en la repesca mundialista en contra del ganador de la eliminatoria en Oceanía.

Ahora, ¿Cómo llega EEUU a esos tres encuentros? ¿Cuáles son sus posibilidades? Arriba comenté que llega diezmada, con las bajas sensibles de Weston McKennie, que a mí parecer, era el mejor jugador de la selección y con el mejor momento en Europa. Gio Reyna, recién esta volviendo de una lesión y no está en su mejor momento, al menos no para jugar setenta u ochenta minutos en el Azteca. Sergiño Dest, al momento que escribo esta nota ha sufrido una lesión en bíceps femoral izquierdo y se perderá las eliminatorias.

Dicho esto, Gregg Berhalter ha llamado a 27 jugadores para el trío de compromisos. Como aficionado, he llegado a comprender que Berhalter jamás hará una buena convocatoria durante este ciclo mundialista. Como escritor y analista deportivo, comprendo que, tomando en cuenta la situación, no hay espacio para primeras convocatorias, sin embargo, preocupan ciertas ausencias que pueden considerarse “convocatorias fijas”.

Empecemos por la defensa: Nuevamente Gregg ha dejado fuera a John Brooks, esta vez alegando detalles mínimos en su juego que no hay tiempo de corregir. También dejó fuera a Cameron Carter-Vickers, que está teniendo una excelente temporada en el Celtic escocés, posicionándose como uno de los mejores centrales de la premier escocesa. En su lugar, ha llamado a Aaron Long, cuya temporada en el NY Red Bulls apenas está empezando. Puedo entender, la ausencia de CCV, pero la de Brooks es inexcusable, tomando en cuenta que los encuentros que se vienen serán fuertes dentro del aspecto psicológico y es necesario tener cierto recorrido y veteranía en la zaga central. Por otro lado, mencionaba la ausencia de Sergiño Dest, el cual salió convocado en la lista inicial de 27. Su reemplazo, dicta la lógica, debería ser George Bello o Joseph Scally, pero considerando que ya Bello ha jugado de
titular en este ciclo, debería ser fijo él, me sorprendería muchísimo si Berhalter se saca un llamado para alguien como Brooks Lennon. (*Nota: para el momento de edición, US Soccer anunció que George Bellosuplirá la baja de Dest).

John Brooks, una notable ausencia en la defensa de Estados Unidos.

En el mediocampo, pesa la ausencia de Weston McKennie, pero además hay que señalar que TylerAdams no está en su mejor momento. Llamar a James Sands, del Glasgow Rangers, fue un acierto ya que, aunque esté en lista como defensa, puede fácilmente relevar a Adams en el segundo o tercer juego, dependiendo de la necesidad que otorguen los resultados. Gianluca Busio, del Venecia italiano, es quizás el jugador que esté llamado a suplir la ausencia de McKennie, aunque conociendo a Gregg, capaz el titular sea Christian Roldán, del Seattle Sounders. Roldán es un jugador competente, pero me preocupa su inconsistencia en selección, y acá se está jugando la clasificación. Mi mediocampo ideal sería el duo Busio/de La Torre, con Adams en la contención.

Busio, un muy buen mediocampista que juega en Italia.


En la línea de ataque, hay un abanico de posibilidades, pero precisamente por ello, la incógnita pasa por quién inicia cada juego como titular. Pulisic parece haber retomado su nivel en el Chelsea, y está llamado a ser titular en el Azteca y en San José. Del otro lado tenemos a Tim Weah, cuya actualidad en club es poco menos que discreta, pero cuando juega en selección se destaca. No veo a Gio Reyna de titular en ninguno de los 3 juegos, considerando su historial de lesiones recientes, con lo que un recambio sería Paul Arriola, que parece tener pase libre a selección, haga o no haga nada. Brenden Aaronson es el jugador que actualmente está en ascenso, y su forma reciente puede ser muy útil en estos partidos,
pero su desempeño dependerá del planteamiento táctico de Berhalter, que sabemos, le gusta forzar a los jugadores al sistema, en vez de emplear un sistema que use lo mejor de sus jugadores.

En Estados Unidos esperan ver al Pulisic que se ve en el Chelsea.


En la punta, tenemos a Jordan Pekof, Ricardo Pepi y Jesús Ferreira. Personalmente, habría prescindido de Ferreira en favor de Josh Sargent, por lo que aporta este al juego en general. Pero contar con el goleador de la liga suiza, y la promesa goleadora de Pepi, parece suficiente para librar los 3 encuentros.

En Estados Unidos quieren ver a Pepi sonreir. Ha bajado su nivel en el Augsburgo, al punto tal que estaba de suplente y el equipo alemán estaba perdiendo y el DT decidió no incluirlo en el partido.


¿Hola Qatar 2022?

Habiendo hecho un recuento línea por línea, mi predicción ideal para esta jornada son 6 o 5 puntos, no importa dónde. Sacar al menos esa cantidad proporcionará, al margen de otros resultados, el boleto a Qatar. Menos de eso y la posibilidad de que se repita lo de octubre de 2017 se incrementará sensiblemente y, ¿Por qué no?, se concretará. Si algo nos enseña la historia de las clasificaciones CONCACAF es que no se puede contar con resultados ajenos, porque lo “inexplicable” es pan de cada jornada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s