Qué tiempos aquellos, los del fútbol bien jugado.  En 20 años se ha transformado muchísimo el juego, donde los jugadores parecen más atletas que jugadores.  Los espacios son más cerrados y es muy difícil que el habilidoso pueda sobresalir.

Sin ir muy lejos, hay que mirar a la Selección de Brasil, donde dejaron ir a su anterior técnico, Wanderley Luxemburgo, por uno más ordenado tácticamente, Luis Scolari.  Desde que asumió la Verdeamarelha no ha ganado un partido en seis presentaciones, con un fútbol aburrido, aunque claro, hay que adaptartse a los tiempos actuales.

Cuando se ve un partido y alguien hace algún movimiento con técnica llama muchísimo la atención, por algo que antes se podía ver a menudo en una cancha de fútbol.  Aunque el fútbol no es el único deporte que ha cambiado en su forma de jugar.  El básquet de la NBA también ha cambiado muchísimo.  Antes de la irrupción del Dream Team en Barcelona ’92, ver un jugador extranjero en la NBA era como encontrar una botella de agua en el desierto.  Sin embargo, al abrir las “fronteras” de esta liga a los extranjeros se cambió la forma de jugar.  Antes se jugaba estrictamente con una marca personal en defensa y se cambió con la inclusion de la defensa zonal, algo que se solía ver en el básquet internacional.  Así como en fútbol podemos citar el caso de Brasil con sus estrellas, en el básquet Estados Unidos cayó muchísimo.  En la década del ’80 jugaba Magic Johnson y en el ’90 Michael Jordan, dos jugadores brillantes técnicamente pero sin tanto juego físico.  El emblema de ahora es Lebron James, un jugador con buena técnica pero con un estilo más físico de juego, como el de toda la liga.  En las anteriores décadas era normal ver a dos equipos pasar los 100 puntos en un partido, pero ahora con 80 muchas veces alcanza para ganar o tener una buena ventaja.

Volviendo al fútbol, es cierto que Lionel Messi es de esta época, pero un jugador así sale una vez cada cuarenta años.  Sacando a Messi, Cristiano Ronaldo y un puñado de jugadores más ¿prevalece más el estado físico? Los equipos ahora juegan prácticamente iguales, con cuatro defensores en el fondo, cuatro mediocampistas (dos de ellos de contención), un mediapunta y un delantero de área. De vez en cuando alguien se sale del libreto y juega con tres delanteros.

Da la sensación que, en algún momento no muy lejano, podremos llegar a ver un Campeón de un Mundial o de un torneo mayor por parte de una selección sin mucha historia… aunque eso ya ha ocurrido, con la obtención de la Eurocopa 2004 por parte de Grecia.

Anuncios