Ayer el turno de uno de los candidatos, Bélgica.  Llegaron al Mundial con un plantel espectacular, una Eliminatoria donde arrasaron y golearon y se enfrentaban a un debutante en los Mundiales, Panamá.  Todos a la expectativa de ver el gran juego de los belgas, pero a la vez era un interrogante si iban a ganar, gustar y golear, teniendo en cuenta que el primer partido siempre es el más difícil.  Y más difícil puede ser aún cuando se enfrenta a un equipo que no tiene nada que perder, como Panamá.  Pero en este caso prevaleció la lógica y Bélgica ganó 3-0 y hasta dio la sensación que sin esforzarse demasiado.  Atención que en 1920 ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.  ¿Se repite la historia 100 años después?

AP6_18_2018_000195B
Primer encuentro y con victoria de 3-0…

Por otra parte también estaban los ingleses, quienes viven con una frustración tras otra.  Llegan a este Mundial con un plantel joven y con Kane como la gran figura.  Mucho no hay para contar, solamente que les costó demasiado llevarse el triunfo ante un limitado equipo tunecino, pero ganaron y Kane está derecho, por lo que se lo puede poner en el lote de los candidatos, aunque nadie los nombre.

Harry-Kane-England.jpg
¿Pueden soñar los ingleses?

Y para cerrar, era de esperarse el triunfo de Suecia ante una débil Corea del Sur.  Los suecos eliminaron a los Países Bajos y a Italia en las eliminatorias y demostraron ser muy fuertes defensivamente, pero a eso le sumamos una buena técnica individual y

sweden-win_625x300_1529332762831
Si hay una Selección que ha bajado a los grandes es Suecia, ¿eliminará a Alemania?

pueden ser otro más de los que pueden dar el gran golpe.  Recuerden que alguna vez salieron sub- campeones del Mundo y también llegaron a la semifinal en 1994.  El partido debió haberse resuelto muchísimo antes, pero el árbitro del encuentro decidió no cobrar un penal demasiado claro y finalmente tuvo que dar el segundo penal por medio del VAR (a esta altura me pregunto quien decide utilizarlo).  Ahora para Suecia es enfrentarse a Alemania, que recibió un cachetazo y quedó al borde del knockout, pero nunca hay que subestimar a un equipo alemán y menos si viene de ganar el Mundial.

 

 

Anuncios